Medios

Transformación digital al servicio de la sanidad

By 19 septiembre, 2017 No Comments
sanidad digital

La transformación digital de la sanidad es uno de los temas más comentados en estos últimos años. Esto se debe a los incontables beneficios que supondría para la sociedad y, especialmente, para los pacientes contar con las nuevas tecnologías. Una sanidad conectada permite mejorar los procesos de atención al paciente crónico o la comunicación continua entre profesional y paciente, entre otros muchos aspectos.

Julio Jesús Sánchez García (A un clic de las TIC) ha querido tratar en esta entrevista los beneficios y las desventajas de las nuevas tecnologías al servicio de la sanidad con Jaime del Barrio Seoane, presidente de la Asociación Salud Digital.

Según datos del ‘IV Barómetro EsCrónicos 2017‘ del pasado mes de junio cada vez es más evidente la necesidad de cambios importantes en el sistema sanitario para abordar problemas como el envejecimiento de la población o la mayor prevalencia de las enfermedades crónicas que incrementan el gasto sanitario, así como para afrontar la propia integración del sistema sanitario español, fuertemente descentralizado. Desde la Asociación Salud Digital ¿cómo pensáis que pueden ayudar las TIC a afrontar estos difíciles retos?

En este momento, la expectativa de vida se ha incrementado en más de veinte años en relación con nuestros abuelos. La población a la que atiende el Sistema Nacional de Salud (SNS) es mucho mayor, con enfermedades crónicas, lo cual precisa de mayores recursos. Todo esto ocurre además en un escenario de contención económica y, por tanto, también de un menor número de profesionales sanitarios y sociales.

Ante situaciones distintas y adversas, hay que actuar de manera diferente. Y en este escenario aparecen las TIC, que son nuestro mejor aliado. Hemos de afrontar de manera urgente la transformación digital del sector salud. Y no estoy hablando exclusivamente de la tecnología; me refiero principalmente a un cambio cultural, de nuestros profesionales sanitarios, gestores y, sobre todo, responsables políticos.

“Si realmente nos importa el paciente, como a todos nos gusta decir, urge ponerse manos a la obra y esto pasa por aplicar ya el potencial de las nuevas tecnologías.”

¿Y cuál es la forma idónea de abordarlo desde el punto de vista de la Asociación?

La transformación digital en salud ha de ser integral, transversal y vertical al mismo tiempo. Es algo que nos afecta a todos, sin distinción, pero las decisiones de priorizar, destinar recursos y hacerlo posible solo competen en principio a quien tiene competencias para ello.

Creo que en este tema será la sociedad civil, concretamente los pacientes, las personas y entidades sensibles a ello, quienes impulsen la transformación digital en salud, que necesitamos hoy mejor que mañana.

Cualquier sistema sanitario y social que aspire a mantenerse entre los mejores del mundo debe contar con la visión y la determinación necesaria para introducir las nuevas tecnologías y los cambios que implican en los tradicionalmente poco flexibles sistemas sanitarios y sociales.

Mejorar el valor es la única solución real para reformar el cuidado de la salud en vez de traspasar los costes a los pacientes, restringir los servicios, o reducir la compensación del proveedor. Esto hoy en día ya no es posible sin contar en toda su extensión con las nuevas tecnologías.

Y respecto al empoderamiento del paciente, ¿cómo puede favorecerlo las TIC y no generar rechazo por la “deshumanización” en las relaciones entre profesionales sanitarios y pacientes?

Actualmente las nuevas tecnologías posibilitan y facilitan esta autogestión. La implicación de las personas y de los pacientes en la toma de decisiones y el fomento de las actuaciones de las asociaciones y escuelas de pacientes se presentan como iniciativas clave para facilitar la transición hacia un paciente activo, más responsable, informado y comprometido con la gestión de su salud y de su enfermedad y con el tratamiento prescrito.

Prácticamente el 90% de la población puede beneficiarse de las oportunidades que ofrecen las tecnologías móviles, con un coste relativamente bajo. Así, su generalización podría reducir el coste sanitario per cápita en Europa un 18 % y hasta un 35% en el caso de los pacientes crónicos.

La innovación y la tecnología móvil permiten a los profesionales sanitarios y a los pacientes acceder de un modo rápido y sencillo a gran cantidad de información, plataformas de comunicación o sistemas de recordatorios y alertas, entre otros. Así, herramientas como las aplicaciones móviles y los recursos web son instrumentos de gran utilidad para avanzar en mejoras de la adherencia, especialmente en aquellos pacientes con accesibilidad o familiarizados con las nuevas tecnologías.

La implantación de las TIC en el SNS ha supuesto un cambio en el paradigma de la atención sanitaria. Dentro del ámbito de las nuevas tecnologías asociadas a la salud, la conocida como salud móvil o mHealth está adquiriendo un papel cada vez más protagonista con más de un centenar de miles de apps de salud actualmente disponibles.

Si hablamos de las tecnologías de la información que se están aplicando (HIS, EHR, RPM, PHM, RTLS, RWE y demás siglas) ¿cuáles piensas que son las más prometedoras? ¿Y las que se podrán desplegar con mayor facilidad?

Si nos centramos en nuestro sistema sanitario, aunque hablamos del Sistema Nacional de Salud como único, la realidad es que son diecisiete más dos ciudades autónomas, con diferentes sistemas, procesos… en los que todavía la gestión avanzada de datos y el big data, deseables y desarrollados en otros sectores, en este momento padecen de la necesaria conectividad, interoperabilidad y, por tanto, usabilidad.

Las nuevas tecnologías son nuestras aliadas, pero hemos de saber hacer la pregunta adecuada en el momento preciso para encontrar la solución a nuestros problemas.

Ya llevamos varios años hablando de transformación digital de la sanidad y no está claro que esté despegando. Si nos referimos a las barreras ¿cuáles con las principales y cómo podrían superarse?

La principal barrera es la resistencia al cambio y la falta de formación específica. Seguimos impartiendo la misma formación desde hace muchos años cuando las cuestiones que hay que resolver son muy diferentes y tenemos recursos para dar la respuesta adecuada en el momento preciso.

La única manera de superar nuestras reticencias y el atraso es el cambio cultural necesario para ello. La salud digital no solo es cuestión de aparatos, sistemas o procesos. Requiere una actitud que, paradójicamente, hemos asumido en nuestra vida privada y nos resistimos a ella en la vida profesional. Y para eso es necesario, en este momento, un liderazgo fuerte.

La transformación digital en el sector salud precisa ¡ya! de decisiones integrales al más alto nivel, lideradas desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que sí que tiene competencias para ello, apoyado por otros miembros del Gobierno como el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, y el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, entre otros.

¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de España respecto a otros países de su entorno en cuanto a su grado de adopción de tecnologías de transformación digital de la sanidad?

Tenemos la capacidad, la tecnología, profesionales, experiencia, soluciones… solo nos falta remar todos en el mismo sentido. ¡Casi nada!

Falta que la mayoría del personal sanitario, investigadores, asistenciales, gestores… trabajemos en equipo para aportar soluciones globales a problemas locales apoyados por las nuevas tecnologías y las TIC.

En cuanto al big data aplicado a la sanidad, ¿crees que puede provocar una nueva brecha similar a la de países ricos/pobres, pero en cuanto a conocimiento?

La gestión de los datos en salud es vital. Somos el mayor generador de datos (lo saben bien las grandes empresas tecnológicas) y su potencial futuro es desconocido; pero se nos antoja descomunal y ya podemos visualizar en este momento por donde irá a corto plazo. Es urgente establecer reglas de juego transparentes y en línea con las tendencias internacionales.

 

Entrevista completa en A Un Clic de las TIC

Publicar un comentario