Artículos

¿Se puede visualizar, cuando no se ve?

By 6 agosto, 2019 No Comments

¿Se puede visualizar, cuando no se ve?

Entramos en un periodo en el que se nos aconseja pasear, relajarse, hacer actividades no habituales, leer, escribir, escuchar música, no hacer nada…. y si combinando algo (u otro) de lo anterior, llegas a encontrarte en una situación que podríamos definir de “climax” se espera de ti que seas capaz de visualizar tu futuro próximo para tu reincorporación a la rutina diaria sea productiva. Si lo consigues, disfruta y aprende.

Pero, porque siempre hay un pero, ¿eres consciente de que visualizar, cuando tu bagaje es significativamente incompleto, es prácticamente imposible?, habitualmente deambulamos (salvo excepciones) por la vida personal y profesional encantados de habernos conocido sin ver lo que tenemos delante de nuestros ojos. Estos son aberturas por las que penetran millones y millones de estímulos, pero la visión se lleva a cabo, un poquito más arriba, más concretamente en el cerebro, y es ahí donde se realizan asociaciones entre los estímulos que le llegan y la información que ya tenemos almacenada previamente en nuestra memoria.

Seguimos negando lo que tenemos delante de nuestros ojos: me refiero a la amenaza presente en la I+D del Sector de las Ciencias de la Vida (Life Sciences), en el que las grandes compañías tecnológicas ven su futuro y de hecho están invirtiendo cantidades significativas (algunas de ellas invierten cantidades superiores a las que dedican a este sector países como el nuestro).

La solución pasa por las numerosas alianzas estratégicas y de operaciones de M&A en las que las compañías de Ciencias de la Vida están incrementando su participación en plataformas de recopilación y combinación de datos. En una Economía de los Datos, como la que estamos, el valor de estas empresas radica principalmente en esto, en los datos, aunque muchas de ellas todavía no lo ven, ¡como para visualizarlo!

La Salud Conectada requiere de una mayor y estrecha colaboración entre investigadores, instituciones públicas y privadas, desarrolladores de productos y servicios, autoridades regulatorias y prestadoras… fundamentada en los datos y de ellos, los resultados en Salud y las plataformas colaborativas están permitiendo avanzar en esta dirección, ¡que es la única buena!

Todo lo anterior precisa de un estímulo que nos permita ver primero y visualizar después y que no es otro que la transformación digital del Sector de la Salud, entendida esta como una revolución cultural y no meramente tecnológica.

Conocer, para ver y poder visualizar… ¿en qué parte estás?